top of page

COPENHAGE, la perla de Escandinavia

Con casi 1,2 millones de habitantes, Copenhague, concentra una quinta parte de toda la población de Dinamarca y, aunque no se caracteriza por ser un destino barato, en los últimos tiempos se ha convertido en uno de los lugares de visita más atractivos para los españoles.




Conocida como la ‘Venecia del Norte’ por su gran cantidad de canales, Copenhague, por su tamaño y atractivos bien puede considerarse ‘la perla de Escandinavia’, de la que Dinamarca forma parte como el país más pequeño, con poco más de 5,5 millones de habitantes repartidos por más de 30 pequeñas islas.

Copenhague destaca por su apuesta por la movilidad, especialmente la bici, que supone el 65% de todos los medios de locomoción que circulan por sus calles. Eso sí, los daneses se caracterizan por ser un país de derechos y por eso los ciclistas, que son sin duda quienes más derechos tienen en Copenhague, son totalmente respetuosos con el resto de la población. Aún así, podemos encontrarnos con verdaderos enjambres de bicicletas por los carriles destinados a su circulación, pero siempre cumpliendo las reglas establecidas.


La otra gran forma de desplazarse, además del metro y el coche, es el barco, bien sea turístico, de recreo, de remos, etc. Los habitantes de Copenhague son grandes amantes del agua y por eso sus numerosos canales pueden tener overbooking a lo largo del día, pero aquí también, siempre se impone el respeto a las normas.


Copenhague es una ciudad cara para los turistas, pero también lo es para los daneses, que tienen unos impuestos muy altos, pero para ellos, eso se compensa con la gratuidad en numerosos servicios y prestaciones como la enseñanza, la Universidad, la vivienda, etc. Por eso no es de extrañar que los daneses sean, según ellos, gentes felices que muestran esa felicidad agitando su bandera, pero también disfrutando de unas cervezas, que las tienen, y muy buenas, como la Tuborg o la Calsberg, que tiene hasta su propio museo. También son felices con quienes les gobiernan, no en vano la de Dinamarca, que es la Monarquía más antigua de Europa y una de las más antiguas del mundo, goza de un nivel de aceptación excelente.


Que ver en Copenhague

La capital de Dinamarca es el centro neurálgico de un país compuesto por un montón de islas y que como consecuencia de ello concentra la vida política, social y económica. Copenhague cuenta con elenco de monumentos que nos recuerdan permanentemente que la monarquía sigue siendo la protagonista de la vida social y para comprobarlo solo hace falta visitar algunos de los palacios, castillos e iglesias, que por cierto, aquí son casi todas luteranas.

Conviene empezar la estancia en Copenhague con un free tour que nos sitúe donde se encuentran los principales monumentos y sin lugar a dudas, los dos más reconocibles de la ciudad son La Sirenita, cuya figura recuerda al más ilustre escritor de Dinamarca, Hans Christian Andersen, y el Nyhavn o puerto, con sus casas de colores y casi un kilómetros de restaurantes y bares con terrazas donde se concentra la vida social de la ciudad.

Pero volviendo al free tour, la plaza del Ayuntamiento suele ser el lugar de inicio; desde allí se puede empezar a callejear para visitar, muy cerquita, el Museo Nacional de Dinamarca, el Museo de Copenhague o el Museo Carlsberg (si, el de la cerveza) para luego acercarnos al canal principal, donde podemos tomar algún barco turístico que nos permita tener otra perspectiva de la ciudad vista desde el agua, y otro recorrido, el de los canales.

Tomando de nuevo el camino hacia el centro de la ciudad, encontramos el Palacio de Christiansborg, sede del Parlamento danés y la Corte Suprema danesa. Algunas de sus estancias, como las salas de recepción Real, la capilla del palacio y las caballerizas, son usadas por la monarquía, que tiene su residencia oficial en el Palacio de Amaliemborg, una plaza con cuatro palacios con vistas a la Iglesia de Mármol, que tiene más atractivo por fuera que por dentro.

Muy cerca de Christiamborg se encuentra la calle peatonal más larga de Europa (siempre entre comillas, porque también hay bicis por allí), conocida por el nombre de Strøget, aunque en ella se integran un montón de calles.

Su principal atractivo radica en que está llena de tiendas y comercios donde se encuentran todas las marcas internacionales más importantes de todo tipo de productos.

Pero también esta calle peatonal es la que comunica el Ayuntamiento con Køngens Nytory, que es la plaza de entrada al Nyhavn, el gran atractivo de la ciudad desde el punto de vista fotográfico, gastronómico y social de Copenhague, una calle que con sus casas de colores y casi un kilómetro de restaurantes y bares con terraza, está abarrotada de gente y actividad prácticamente las 24 horas del día.

En cuanto a los espacios verdes, que en Copenghague son muchos, cabe destacar el parque de atracciones Tívoli, que es uno de los espacios más concurridos por los habitantes de ciudad, pero también por los turistas, porque allí, además de disfrutar de aire puro y naturaleza se puede escuchar música u otras actuaciones en vivo y en directo y comer en todo tipo de restaurantes.

Otros atractivos verdes de la ciudad son el Castillo de Rosemborg, el Botánico y el Kastellet, un espacio con verde y agua camino de la visita ineludible a La Sirenita.

Entre las curiosidades de la ciudad se encuentra Christiania, una especie de isla, y nunca mejor dicho, donde vive una comunidad hippie que se rige por sus propias leyes y donde está permitida la venta y el consumo de droga. Así está aceptado por las leyes de Dinamarca, aunque poco a poco tratan de integrarles en el conjunto de la ciudadanía retirándoles determinados privilegios legales.

Muy cerca de allí se encuentra la Iglesia del Salvador, desde cuya torre, los más atrevidos pueden divisar las mejores vistas de toda la ciudad.

Y para los amantes de la gastronomía, también muy cerca de Christiania y en el entorno de la Ópera está el restaurante Noma, considerado varios años como el mejor del mundo y cuyo chef y propietario, René Redzepi, ha anunciado que cierra sus puertas.


Por Luis Neira

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page