fbpx
Ávila y Alba de Tormes, conoce los encantos de las dos ciudades de Las Edades del Hombre

Ávila y Alba de Tormes, conoce los encantos de las dos ciudades de Las Edades del Hombre

ÁVILA, la bella fortaleza se abre al mundo

Desde el horizonte, la ciudad de Ávila compone una postal inabarcable. Tras las puertas de su fortificación nació Santa Teresa, el 28 de marzo de 1515, cuyo legado está patente en cada rincón y en cada piedra. Pero Ávila tiene mil caras más, la judía, la románica, la palaciega, la amurallada o la gastronómica. Por eso merece una visita pausada, sintiendo en cada plaza y cada calle los cambios de la luz del día, especialmente en primavera. Adéntrate en el corazón más íntimo de la ciudad antigua o conoce la cara más nueva de Ávila; siempre recogida y bella, siempre distinguida.

avila-muralla-arriba

Recorrido visitable por lo alto de la muralla

La muralla, única en Europa

Es, sin duda, el símbolo más característico de Ávila. Se trata del mejor ejemplo de arquitectura militar del románico español y de un modelo único de la medieval europea. Fue defensa militar, cinturón sanitario, frontera fiscal y soporte de otros edificios y, en resumen, forma un conjunto de 2,5 kilómetros, 88 torres y nueve puertas. Puede recorrerse por el adarve -parte alta de la muralla tras las almenas- al que se puede acceder desde cuatro puntos diferentes: por la Puerta de la Catedral, la del Carmen, la Puerta del Alcázar y la Puerta del Puente. Así se aprecia toda su grandeza y uno descubre no solo el paisaje urbano sino el que ofrece la sierra y el Valle de Amblés. El campanario de una sola pared, en la Puerta del Carmen, es uno de los lugares más fotografiados por los enormes nidos de cigüeña que suelen asentarse allí. También la Puerta de San Vicente, por su gran monumentalidad. Toda la información en su web oficial.

avila-calle

Una calle peatonal del centro abulense

Paradas obligatorias

Imprescindible es la visita a la Catedral, en la que uno de sus ábsides está encajado en la propia muralla. Está considerada la primera catedral gótica de España. Destaca también un gran templo del románico abulense, el de San Pedro, que preside la plaza del Mercado Grande. Pero el gran modelo y ejemplo único del románico hispano lo compone la Basílica de San Vicente, de gran belleza y cuidadas proporciones y con una bonita galería porticada en el exterior. El centro neurálgico de la ciudad y un lugar de encuentro es la plaza del Mercado Chico, presidida por el Ayuntamiento, con fachada de estilo isabelino. Los palacios son muy numerosos en Ávila y la mayoría siguen el trazado de la muralla, formando un segundo cinturón. De obligada visita es el Palacio Real de Santo Tomás, que los Reyes Católicos mandaron edificar y que alberga un museo de arte oriental y ciencias naturales.

Ya fuera de la muralla y pasando por la plaza de Santa Teresa, se llega al paseo de El Rastro, que ofrece unas vistas impresionantes del Valle de Amblés, que se extiende a las afueras de la ciudad. Y en la margen izquierda del río Adaja, dominando la ciudad desde Poniente, se erige la pequeña ermita de los Cuatro Postes, un mirador excepcional de la ciudad, sobre todo al atardecer.

avila-cuatro-postes

Ermita de los Cuatro Postes

Continúa leyendo el reportaje  en las páginas 42-45 del número de mayo: Las huellas de Teresa de Jesús en Ávila; el encanto de la ciudad judía; y su gastronomía y mejores hoteles.

 

ALBA DE TORMES, emociónate en la villa ducal

Al noreste de la provincia y a solo 20 kilómetros de la ciudad de Salamanca, cerca de la frontera con Ávila, descansa esta monumental villa, en la verde ribera del río Tormes. En 2015, su centenaria silueta con el puente medieval y la torre del castillo en el horizonte, quedará grabada en la retina de los miles de visitantes que pasen por Alba de Tormes, sede, junto a Ávila, de las Edades del Hombre ‘Teresa de Jesús, maestra de oración’. Y es que Alba de Tormes vio morir a la Santa, es la villa de su sepulcro y de numerosas de sus fundaciones, por eso su historia está muy ligada a su reconocida figura. Aunque esta localidad está también ligada a una de las familias más ilustres de Europa: la Casa de Alba. En sus manos fue un auténtico foco de poder y esplendor cultural que brilló especialmente hasta el siglo XVII. Contó con un espléndido palacio ducal y al recorrer sus calles y plazas uno siente de cerca su interesante patrimonio, que le ha merecido su declaración como Conjunto Histórico de Interés Cultural.

alba

Vistas desde el puente medieval a la entrada de Alba de Tormes

Señas de identidad

Castillo Duques de Alba, el fulgor de una estirpe

Hoy solo se conserva la Torre del Homenaje, pero llegó a contar con un gran palacio ducal con un total de seis torres. Está integrado en el casco urbano de Alba de Tormes y en su interior se pueden visitar varias salas, como la que alberga una interesante colección de objetos encontrados en las excavaciones arqueológicas de la zona, iniciadas en 1991. Otra de las salas acoge las pinturas murales de la batalla de Mülhberg, que conmemoran la victoria de las tropas dirigidas por el duque de Alba, encabezadas por Carlos V. La última planta de la torre alberga el aula de interpretación ‘Castillos y Murallas en el occidente de Castilla y León’, con información sobre las fortificaciones medievales de la antigua frontera entre ambos reinos. Al final de la torre, subiendo la escalera del contrafuerte, nos espera un espectacular mirador en lo alto con unas increíbles vistas panorámicas de los alrededores.

Datos prácticos

Mañanas de 10:30 a 13:30 h

Tardes de mayo a septiembre de 16:00 a 19:30 h

Tardes de octubre a abril de 16:00 a 18:30 h

Entrada individual con visita completa 3 €

Siglos de tradición alfarera

Las manos de los artesanos han modelado la villa de Alba de Tormes convirtiéndola en un referente en cerámica. Su historia va paralela a la del barro, a la de la tierra y el amor ancestral por este material que ha permitido, a lo largo de los tiempos, que alfareros y ceramistas desplieguen toda su creatividad a través de útiles domésticos -como cazuelas, barreños o cántaros- y verdaderas obras de arte al alcance de cualquier economía. Hoy en día, puedes visitar el pequeño museo creado por Paco Correas -con cita previa-, un reflejo de la andadura de los alfareros de la zona. También puedes admirar estas piezas y llevarte una de ellas en los comercios tradicionales de alfareros y ceramistas de las familias Dueñas y Felipe Pérez o la artesanía religiosa de las Carmelitas Descalzas y las Benedictinas en sus respectivos conventos. Te llevarás así un trocito de Alba de Tormes.

alba-plaza

Plaza Mayor de Alba de Tormes

Recorre la ciudad del sepulcro de Teresa

Monasterio e iglesia de las Carmelitas Descalzas, el adiós de la Santa. Santa Teresa de Jesús, a requerimiento de la entonces Duquesa de Alba, viaja a la villa de Alba de Tormes, donde llega muy enferma en 1582 y pocos días después muere en una celda del Convento de las Carmelitas Descalzas. Este monasterio y su iglesia, la de la Anunciación, son el sepulcro de la Santa y la principal meta de peregrinaciones y visitas desde el siglo XVI hasta la actualidad. Por eso hacemos aquí la primera parada de este recorrido por los lugares teresianos. El edificio fue fundado por Santa Teresa en 1571 y alberga en el retablo del Altar Mayor de su iglesia su sepulcro; detrás se puede visitar la tumba de la Santa. Por dicha iglesia se tiene también acceso a la sala-museo, que guarda las veneradas reliquias del corazón y el brazo de Santa Teresa, y a la celda donde murió.

Iglesia de San Juan de la Cruz, la primera del mundo. El edificio, de estilo románico-mudéjar, alberga el Convento de los Padres Carmelitas y su iglesia, la primera del mundo dedicada a San Juan de la Cruz. Incluye el Museo teresiano-sanjuanista y un asombroso Apostolado en su interior en piedra policromada.

Museo Carmelitano ‘Teresa de Jesús en Alba’. Es el mayor espacio expositivo dedicado en España a Santa Teresa de Jesús. Alberga el patrimonio artístico creado en torno al sepulcro desde su beatificación en 1614, formado por orfebrería, ornamentos sagrados, cobres, cerámica e incluso recuerdos de peregrinos y devotos hacia la Santa o regalos de papas y reyes.

 

Continúa leyendo el reportaje  en las páginas 46-49 del número de mayo: Lugares que no te puedes perder; turismo de naturaleza sin salir de Alba; gastronomía, bocados de cielo.

Enlaces relacionados:
Suplemento completo sobre Las Edades del Hombre en las páginas de la 35 a 66 del Revista Mayo 2015 de Revista Turismo

Deja un comentario